• info@cineindustria.es

Juego de lentes ZEISS HIGH SPEED T1.4

(0)

Juego de ópticas de los años 70, que rodaron clásicos como “Taxi Driver”, “Toro Salvaje”, “El Resplandor” o “Un Hombre Lobo Americano en Londres”, que se caracteriza por su enorme luminosidad en todo el juego (18-25-35-50-85mm) y por poseer una imagen que está a medio camino entre la suavidad de los Cooke S2/S3 y la mayor nitidez de posteriores objetivos Zeiss, como los Standard T2.1 o la serie que sustituyó a la presente, los Superspeed T1.3. En comparación con estos, los T1.4 son también menos contrastados y cuentan con un tratamiento antirreflectante menos perfeccionado, que las hace más propensas a captar destellos. Sin embargo, los T1.4 son famosos sobre todo por su iris triangular, que hace que se formen triángulos desenfocados (bokeh) en lugar de círculos en las las áreas de la imagen en que no hay foco. Su aspecto, por lo tanto, es muy interesante por su carácter híbrido entre una óptica vintage y una moderna y por su peculiar iris. Cubren más allá de Super 35, prácticamente 6K en un sensor Red Dragon.

TIENDA FECHA PRECIO SIN IVA ENVÍO LINK
11/11/2016 €250.00 Consultar Visitar tienda

Juego de ópticas de los años 70, que rodaron clásicos como “Taxi Driver”, “Toro Salvaje”, “El Resplandor” o “Un Hombre Lobo Americano en Londres”, que se caracteriza por su enorme luminosidad en todo el juego (18-25-35-50-85mm) y por poseer una imagen que está a medio camino entre la suavidad de los Cooke S2/S3 y la mayor nitidez de posteriores objetivos Zeiss, como los Standard T2.1 o la serie que sustituyó a la presente, los Superspeed T1.3. En comparación con estos, los T1.4 son también menos contrastados y cuentan con un tratamiento antirreflectante menos perfeccionado, que las hace más propensas a captar destellos. Sin embargo, los T1.4 son famosos sobre todo por su iris triangular, que hace que se formen triángulos desenfocados (bokeh) en lugar de círculos en las las áreas de la imagen en que no hay foco. Su aspecto, por lo tanto, es muy interesante por su carácter híbrido entre una óptica vintage y una moderna y por su peculiar iris. Cubren más allá de Super 35, prácticamente 6K en un sensor Red Dragon.

Deje una opinión

Top Marcas